Síguenos

The blog of the World’s Finest Living Water
5 razones por las que deberías beber más agua cuando hace frío

5 razones por las que deberías beber más agua cuando hace frío

Todos sabemos la importancia de mantenerse hidratado cuando hace calor, sin embargo, para muchos de nosotros el consumo de agua disminuye cuando hace frío. El cuerpo emite menores señales cuando hace frío y es menos probable sentir sed que durante los días calurosos. Sin embargo, es aún más importante beber agua en los días fríos que durante el verano. Te compartimos cinco razones por las que debes aumentar tu consumo de agua para mantenerse saludable e hidratado durante los meses de frío.

1. Evita la deshidratación invernal

A medida que el clima se enfría, nos ponemos cada vez más y más ropa y encendemos los calentadores. Este ambiente artificialmente cálido se combina con el aire seco del calefactor que conduce a la deshidratación invernal. La deshidratación invernal es más difícil de notar, especialmente si no sudamos y nos sentimos frescos.

Estamos tan cómodos que es posible que no nos demos cuenta que no hemos bebido agua durante el día, particularmente porque la respuesta de sed de nuestro cuerpo disminuye significativamente en climas fríos. Sin embargo, la deshidratación puede causar impactos significativos en tu bienestar. Es vital mantenerse hidratado para regular la temperatura del cuerpo, permitiendo que nuestra sangre transporte nutrientes importantes y oxígeno alrededor del cuerpo y elimine las toxinas.

Cuando hace frío, nuestro cuerpo pierde humedad de otras maneras, como cuando estamos fuera y expulsamos vapor de agua por la boca y la nariz, esto puede no ser tan notable como un indicador clave de sudoración en un día cálido, pero no debe ignorarse.

Recuerda, el hecho de no tener sed no significa que tu cuerpo esté hidratado.

2. Mejora tu piel

El aire seco y a menudo estancado creado por un calefactor puede afectar nuestra piel. El aire seco y el contraste entre estar en una habitación cálida y salir al exterior puede hacer que nuestra piel se agriete y resquebraja. El agua es vital para mantener las células de la piel llenas e hidratadas, reduciendo el riesgo de agrietamiento y descamación. Además, el agua elimina las impurezas en el cuerpo, que, cuando no están bien hidratadas, pueden pasar por los poros y causar imperfecciones o arrugas.

La combinación de aire seco y falta de hidratación también genera la piel opaca siendo otro problema cuando hace frío. Mantén tu piel radiante bebiendo agua a intervalos regulares, a pesar de que no sientas sed.

3. Mantén la energía

Eres de esas personas que sienten que deben realizar una siesta en la tarde o que depende de un expreso para evitar la fatiga, probablemente lo que sufres es una deshidratación. La deshidratación genera fatiga y cansancio. Mantenerse bien hidratado asegurará que tus funciones corporales sean compatibles y funcionen de manera eficiente. Cuando estamos deshidratados, las funciones del cuerpo se ralentizan y utilizan recursos de energía adicionales, dejándolo cansado y lento.

Ten siempre a mano un vaso de agua o una botella de agua Splendor, y bebe regularmente para mantenerte alerta y enérgico durante el día.

4. Evita la subida de peso en el clima frío

Cuando el clima está triste y los días son oscuros, nuestros cuerpos quieren consuelo; a menudo esto se manifiesta en alimentos reconfortantes, a altamente calóricos y poco saludables. Antes de acostarse, ¿por qué no beber un vaso de agua de antemano? Nuestros cerebros a menudo confunden la sed con el hambre y después de beber agua, ese desencadenante del hambre se ha satisfecho. Esto significa que es posible que no sientas la necesidad de comer algo o de comer más y que puedas resistir la tentación más fácilmente.

Estar bien hidratados también ayuda a nuestros sistemas digestivos a funcionar y procesar mejor los alimentos, lo cual es vital durante esos días en los que tendemos a consumir en exceso porque tenemos frío. Asegúrate de beber mucha agua para ayudar a tu cuerpo a digerir los alimentos.

5. Protege tu sistema inmunológico

Los días y meses fríos pueden ser un momento de prueba para nuestro sistema inmunológico, debido a la presencia de virus en el aire a los que todos parecemos susceptibles. La deshidratación puede debilitar seriamente las barreras de nuestro sistema inmunológico. La falta de agua puede secar las membranas mucosas de nuestros pulmones y conductos sinusales, lo que puede reducir su resistencia a las infecciones.
Mantenerse bien hidratado durante el invierno y los días fríos garantiza que las barreras utilizadas para proteger tu cuerpo contra los resfriados y la gripe sean completamente funcionales y estén completamente intactas.

Para asegurarte de mantenerte en forma durante el invierno, asegúrate de seguir bebiendo agua regularmente y luchar contra los virus.

Con suerte, estas cinco razones serán suficientes para recordarte que debes consumir agua durante los días y meses fríos, de está forma puedes mantenerte feliz y saludable por dentro y por fuera. Recuerda que puedes comprar la mejor agua del mercado en nuestro sitio web www.aguasplendor.com.ec o comunicarte con nuestro call center al 3732020, entregamos tu pedido a domicilio.

Comentar

Antes

Comentarios recientes

    Categorías

    Síguenos

    ×